18 diciembre 2006

"¡ Hágase la luz !"



La pregunta "¿Qué es la luz?" ha fascinado a la humanidad desde la más remota antigüedad. Según el Antiguo Testamento nuestro mundo fue creado con la frase "¡Hágase la luz!". Isaac Newton fue uno de los primeros científicos en considerar la luz como un flujo de partículas. Sin embargo, esta idea de la luz como modelo corpuscular fue prácticamente abandonada en el siglo XIX, cuando James C. Maxwell describió la luz visible como una onda electromagnética. En estas ondas, los campos eléctricos y magnéticos oscilan en ciertas frecuencias, relacionadas con los distintos colores que observamos en nuestro entorno.
A principios del siglo XX, con el desarrollo de la mecánica cuántica, los físicos retomaron la idea de la luz corpuscular. Einstein propuso en 1905 entenderla así para su descripción de la emisión de electrones desde superficies metálicas provocadas por la absorción de luz. No obstante, no fue hasta finales de los cincuenta cuando se empezaron a medir los rayos lumínicos de una manera precisa para advertir directamente su naturaleza cuántica. Por otro lado, pronto empezaron a surgir nuevas fuentes de luz, como los láseres.

4 comentarios:

natural297@yahoo.es dijo...

Las primeras aportaciones conocidas son las de Lepucio (450 a.C.) perteneciente a la escuela atomista, que consideraban que los cuerpos eran focos que desprendían imágenes, algo así como halos oscuros, que eran captados por los ojos y de éstos pasaban al alma, que los interpretaba.

Anónimo dijo...

Buena pregunta. ¿Qué es la luz?.Es aquello que nos permite ver.Puedes estar rodeado de focos y sin embargo estar en la oscuridad, ciego. Tienes algo de valor ante tus ojos y quizás no lo ves. La luz hay que buscarla en el interior de uno mismo. No seas ciego, fíjate en todo lo que hay ante tí, y sobre todo valora lo que tienes y disfruta. Lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejan ver las estrellas.

Anónimo dijo...

Vaya, son buenos comentarios. Ahora no se que decir. No crees que hay cierta similitud entre ambos? A fin de cuentas, el alma, la luz, tus ojos, es todo lo mismo. Los ojos perciben la luz que la orienta hacia el alma, y ella es la que decide. Bonito, verdad?. Utópico?. No se. Dejemos el interrogante.

Anónimo dijo...

También me parece que einstein quien consideró la dualidad de la luz como onda y como corpúsculo.

Científico y Santo www. jmmc2001.blogspot.com

Si lo que quieres contarme puede no ser cierto, no es bueno, ni es útil, ¿para qué contarlo..?”
Sócrates